Está claro que nuestro trabajo es muy visual y muy de sentimiento. De captar el sentimiento, el gusto y la necesidad del cliente y plasmarlo sin necesidad de hacerle demasiadas preguntas.

Pero en el momento en el que ves el antes y el después de una obra como esta, las palabras casi sobran por completo.

Podemos hablar de detalles técnicos de la obra como la iluminación directa e indirecta para crear ambientes diferentes en función del momento del día y de cómo esa iluminación hace de la noche un momento relajante y acogedor.

Podemos hablar de la cuidada decoración en la que trabajamos cada detalle para que los propietarios no entraran en una casa sino en un hogar

Podemos hablar de los contrastes creados en los baños con los azulejos y las maderas y cómo los utilizamos para conectarlos visualmente con una estancia a priori tan alejada conceptualmente como la cocina.

Podemos hablar de cómo los dueños de la casa nos dejaron hacer y cuán encantados se quedaron con el resultado de lo que tenían y lo que tienen ahora.

Podemos hablar de todo esto y de mucho más. Pero lo mejor es echar un vistazo a las imágenes y descubrirlo con tus propios ojos. Así entenderás mejor lo que también podemos hacer por ti el día que lo necesites.

 

 

Pincha aquí para ver todas las imágenes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *