distribución reforma de cocina comedor despensa

Aromas de hogar que se cocinan a fuego lento, reuniones familiares, tu sitio secreto de los domingos por la mañana, cuando todos duermen, para tomarte un café solo y leer el periódico…la cocina es el corazón de la casa, siempre lo decimos, y en esta hemos volcado todo el nuestro para que sea única y muy especial.

estado actual de la zona de la cocina

Estado actual: Cocina, habitación de servicio y aseo.

Tres zonas en una

De momento es un proyecto que guardamos en nuestra agenda a la espera de ponernos manos a la obra, o mejor dicho, a la reforma que sería integral pero únicamente de la cocina. Para ello, entrarían en juego otros espacios, en esta vivienda donostiarra, que también pasarían a formar parte de la cocina. Te lo explicamos mejor. Nuestro proyecto de cocina aúna tres zonas en una: la despensa, la zona de trabajo y el comedor. Y todo esto lo conseguimos en un espacio de unos 20 m2.

Eliminando un aseo y una habitación de servicio ampliamos la cocina, creando una zona de despensa. Mediante un separador de lamas, entre la despensa y el comedor, conseguimos que, gracias a estas lamas de madera ladeadas, desde la mesa no se vea el interior de la despensa, con todos los productos colocados en las estanterías. Sin embargo, desde la zona de la cocina, sí se puede ver el interior de la despensa por una cuestión práctica a la hora de cocinar. Es un truco estético para aligerar el espacio y convertir el comedor en un lugar descargado y relajante visualmente.

propuesta distribución reforma de cocina comedor despensa

vista desde la zona de la cocina hacia el comedor de la nueva distribución reforma de cocina

vista desde la zona del comedor de la nueva distribución reforma de cocina

También hemos cambiado el acceso de la cocina para dejar la zona del comedor muy amplia y poder colocar una mesa extensible, y una bonita alacena, diseñada en exclusiva para este proyecto. Esta alacena destaca colocándole un papel pintado en la trasera, gracias al que le damos todo el protagonismo.

En cuanto a la cocina tendrá muebles bajos y una península en la zona de trabajo, ya que cuenta con almacenaje suficiente en la despensa, y de esta forma dejamos libre la vista completa de la cocina para ganar en profundidad. La parte exterior de la península podría utilizarse como barra para los desayunos. La iluminación pone la guinda al conjunto. Con un par de puntos de luz sobre la barra y otro sobre la mesa de comedor conseguimos un lugar muy acogedor.

Podemos imaginarlo, ya solo falta compartir cada rincón en familia, celebrar cumpleaños, navidades y cenas con amigos, darle vida a esta cocina, en la que hemos puesto un poquito de nuestro corazón.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *