rehabilitación fachada barrio san antonio

Nos gustan las fachadas. Es uno de los aspectos más agradecidos y lucidos de las reformas. A poco que hagas, el inmueble gana muchísimo en prestancia y en sensación de calidad. Y, además, con una buena obra puedes asegurar la impermeabilidad del edificio, que es una de las piedras angulares del bienestar de una vivienda.

La fachada y la cubierta son un asunto primordial en rehabilitación. Son el rostro de un edificio y, a la vez, son esa frontera que nos separa del sol, del viento, de la humedad y de la lluvia. Son la piel que nos sirve de escaparate ante la gente de la calle y que, a la vez, nos protege de las agresiones foráneas. Y debe estar sana, sin grietas, luminosa.

rehabilitación fachada barrio san antonio

En un edificio del donostiarra barrio de San Antonio acometimos un trabajo de estas características. Realizamos varias actuaciones en la cubierta, como limpieza de canalones, sustitución de tejas en mal estado y revisión de las bases de antena. En las terrazas, sustituimos las baldosas antiguas y colocamos tela asfáltica con su protección de mortero. También cambiamos las mamparas de policarbonato por otras de aluminio y cristal, e hicimos arreglos en el muro, reventado por filtraciones de agua, mediante la colocación de un perfil metálico y, sobre él, una fábrica de ladrillo raseado y pintado.

La piel de esta vivienda ahora está perfecta. Piel bonita. Piel sana.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *