Vacío en blanco. ¿Quién dijo miedo? Lo hacía el mismo Van Gogh después de llenar de trazos y colores un lienzo que no le convencía. Pintarlo de blanco, limpiarlo. Volver a empezar.

De la misma manera hay que actuar con los espacios. Un armario lleno y desordenado no puede arreglarse sobre el caos. Hay que sacarlo todo, verlo vacío para plantearnos cómo organizarlo de nuevo.

Esto lo tuvimos claro cuando los clientes nos pidieron el estudio y valoración de esta vivienda del barrio de Gros. La casa, grande y bonita, ofrece infinidad de posibilidades. Pero para verlas hay que partir de cero. Borrar, vaciar.

No necesitamos derribos, ni levantaremos polvo ni llenaremos todo de escombros. Nos basta papel, lápiz y un ordenador para diseñar las propuestas que más se adaptan a las necesidades que el cliente nos plantea desde un principio.

3d estado plano reformado vivienda en gros

Et voilà! Tras el vaciado íntegro, y virtual, de la casa, la volvemos a distribuir consiguiendo un espacio totalmente diferente y agradable para vivir. Dos proyectos totalmente diferentes. Un antes y un después.

propuesta de cristalera para separar salon y cocina

En el lugar que actualmente ocupa uno de los tres dormitorios nosotros hemos proyectado la cocina. La hemos diseñado con el frente de microcemento para dar sensación de profundidad, y la hemos separado del salón y el comedor con la vidriera transparente. Así creamos una continuidad visual. La utilización de estas cristaleras es la mejor solución en numerosas ocasiones, como ya contábamos en el último post «El espíritu industrial de la Gran Manzana«. Con solo un elemento conseguimos luz, claridad, y una atmósfera relajada y moderna.

propuestas para vivienda en gros

De las cuatro habitaciones que tiene, después de la reubicación de la cocina quedan tres. Una habitación individual que da a un patio interior, y las otras dos, exteriores, de las que una de ellas gana espacio para un vestidor.

Salón

Vaciar para volver a empezar. Recolocar estancias, mover las piezas, cambiar el puzle. Partir de cero.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *