reforma en proceso en san sebastian

Preparados, listos… Comenzar una obra es casi un acto litúrgico. Hay que observar bien los planos, tener una estrategia clara a seguir y calibrar el orden que vamos a seguir para poner en marcha la obra.

Ese es el momento de coger el mazo y empezar. Derribar para que entre la luz, para unir espacios, para crear zonas de confort que formarán un futuro hogar.

En la obra de la calle Marino Tabuyo del barrio de Gros estamos metidos de lleno. Es una reforma casi integral en la que excepto los aseos se está rehabilitando todo lo demás.

Tenía cuatro habitaciones que hemos convertido en tres. La habitación que hemos eliminado la hemos unido al salón que ya era bastante amplio. Lo mismo hemos hecho con el antiguo hall de la casa creando así un salón muy grande que nos recibe al entrar a la vivienda. Dentro de este salón hay una zona que podrá cerrarse con grandes puertas correderas de suelo a techo y crear una improvisada habitación para invitados.

No nos olvidamos de la cocina, gran protagonista de la vida interior de las casas, y en esta hemos querido darle un plus eliminando las paredes del antiguo comedor-office y creando una zona de comedor y sala de juegos amplia y despejada, separada de la cocina mediante una barra.

Los materiales. Otra asignatura muy importante a la hora de una reforma. Hemos decidido mantener el suelo de madera antiguo, que es tarima de roble en espiga, pero eso sí restaurándolo, porque estaba debajo de la moqueta que cubría toda la vivienda. También vamos a restaurar las puertas plafonadas cepillándolas y dándoles una nueva capa de esmalte.

Mantendremos las antiguas cornisas de gran tamaño y colocaremos apliques de pared y lámparas de suelo para lograr una iluminación de poca luz directa. Pero estos serán ya los últimos detalles de la restauración. Antes hay mucho que hacer. El plan está trazado. Solo hay que ponerse en marcha…¡ya!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *