coaching inmobiliario en navidades

Buscamos casa para una pareja con un niño recién nacido. Es un caso único. El espacio que ocupan ahora es provisional, mientras damos con uno más adecuado que responda a las nuevas necesidades de la familia: un mejor aislamiento del frío invernal, una necesaria separación entre la vivienda, la zona de trabajo del marido, carpintero, y un lugar para instalar a los voluminosos animales que tienen, una mula y un buey. Casi nada. La rehabilitación va a ser inevitable. También nos han pedido un hall amplio para recibir a las visitas y una despensa para guardar los presentes que les traen, sobre todo de oriente. Es una familia humilde, así que el presupuesto es limitado. Y además tienen una cierta urgencia en hacer la mudanza, porque corre la voz de que su casero, un tal Herodes, quiere quitárselos de encima.

coaching inmobiliario en navidades

Nosotros nos hemos puesto ya con el proyecto, y la verdad es que nos está exigiendo lo máximo. Pero seguro que lo conseguiremos. Al fin y al cabo, es Navidad y la magia está en el ambiente.

Zorionak eta urte berri on.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *